Por Palestina. Desde Palestina

Kufiya.org es un proyecto que pertenece a MADEinPALESTINE.de, que es una tienda en línea que ofrece a los consumidores internacionales una gama de productos fabricados en Palestina por productores y artesanos palestinos. Nosotros creemos firmemente que el comercio de productos palestinos es un acto de resistencia contra la ocupación israelí y un paso adelante hacia la liberación y la autodeterminación del pueblo palestino. Consideramos que el consumo de productos palestinos va de la mano con el boicot de productos israelíes.

Kufiyya original aporta su apoyo a Palestina

Símbolo de la lucha por la libertad

Tradicionalmente usado por los campesinos, el pañuelo Palestino negro y blanco se convirtió en sinónimo de la pugna por la independencia árabe del imperio colonial que se remonta décadas. Su diseño en blanco y negro, usado por Yasser Arafat en los años 60, ganó aceptación como el símbolo de la lucha de liberación palestina, y se convirtió en un medio para transmitir el mensaje de Palestina a todo el mundo. Hoy es un símbolo de la lucha por los valores humanos, busqueda de justicia y un fuerte deseo por la liberación de la opresión. Actualmente Kufiyya también representa el deseo de muchos por un sistema más justo.

Plagado de popularidad

Hoy en día los pañuelos son algo más que un emblema palestino. El pañuelo Palestino se ha convertido en un artículo de controversia en todo el mundo, usado por raperos, activistas políticos, artistas y diseñadores.

Irónicamente, el símbolo de la lucha palestina por la libertad que se puede encontrar dentro y fuera de Palestina, en realidad no es Made in Palestina, sino en China o en India.

La fama internacional seguida por la alta demanda de los pañuelos fue una plaga para la industria local. Fábricas tradicionales de Kufiyya en Palestina producen pañuelos originales con calidad y tradición, pero no pueden competir con los bajos precios de la industria masiva.

La única Kufiyya original

Una sola tejedora tradicional está aún en funcionamiento. Hirbawi, que una vez empleó a 25 trabajadores en turnos de casi 20 horas al día, está produciendo actualmente la mitad de la cantidad que producian hace dos décadas.

Hirbawi, junto con Kufiya.org, añade un toque de color a la aparencia tradicional de los pañuelos para satisfacer la demanda de los consumidores éticamente conscientes y interesados tanto en un regalo de moda como en el consumo responsable.